La imagen negativa de una ciudad para el turismo: Isla Margarita

Hay muchísimos casos en los que Ciudades con alto grado de productos turísticos no tienen rentabilidad económica y social. Esto se da porque factores externos e internos principalmente no pueden desarrollarse efectivamente.

La políticas públicas, la calidad de un destino, y la imagen que refleja en el exterior pueden ser un obstáculo clave para espantar al turismo, y así todas las divisas que ingresan a una economía a través de esta actividad.

Cierto que hay muchas ciudades y pueblos altamente turísticos, con una historia profunda ligada al turismo que no desean alentar el turismo, porque la sociedad como tal no tiene interés en ser participe de este movimiento dinámico y transversal que es el turismo.

Playas_0001_Playa Puerto Viejo

Una de las ciudades con esta problemática es Isla Margarita, en Venezuela. Que tiene una actividad económica basada en el turismo. Y claro está que es un gran error de la planificación por parte de las políticas públicas de los países de hacer con el turismo un monopolio, que no hace más que dejar a una sociedad semi vacía y en manos de estos llamados turistas que vienen a disfrutar de una cultura que ni ellos distinguen como propia.

Aunque suene un poco en contra del turismo, también es necesario entender que el turismo jamás debe ser visto cómo única fuente de ingresos económicos de un país. El turismo incluso, puede lograr expandir una zona turística en muchos aspectos, pero no podrá completarla de tal manera que permita una avance y desarrollo total de una nación, e inclusive de una ciudad o pueblo.

Volviendo al caso de Isla Margarita, envuelto en la gran crisis venezolana, está dejando un sinfín de inconvenientes para la sociedad que no tiene herramientas para salir adelante, ya que si quiera el turismo interno puede desarrollarse, porque la crisis económica de Venezuela es tan grande que afecta a todo el territorio.

El sector público continúa trabajando en la promoción de Venezuela, omitiendo la parte humana, que es escencial en la esencia del turismo. Si un turista visita un destino, sea cual fuese, no solo ira por la naturaleza, su ecosistema y su patrimonio histórico cultural, sino también para conocer a su gente, su vida, sus costumbres… infinitos aspectos que cada uno ahondará en cada uno de sus viajes. Pero aquí estamos frente a una nación que no respeta a la integridad de sus ciudadanos entonces, ¿que imagen positiva se podrá dar a los turistas?

Este tipo de ideas, es que sería bueno plantear y desarrollar. En pos del turismo y de aquellos resultados que favorecen a los destinos que se desarrollan gracias a la actividad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *